Caracol # 1

Caracol # 1

Marti Lelis

carapachosQuizás fue la lluvia cuerpo adentro, siempre la lluvia que alerta mis oídos y despereza al caracol que me habita. Le bastan los cantos, la melodía intermitente piel afuera, para iniciar su periplo. Yo no sé —cada vez— en qué península del cuerpo rompe su letargo, en qué regiones de la tristeza que larga sus dedos como si el caracol a su paso los estuviera delineando, carne sobre la guía de los huesos. Sin querer dibuja una pierna y no sé, yo no sé por qué su obstinarse en la convergencia de las costillas. Y no importan los infiernos: están afuera. Los gritos de los muertos son murmullos apenas. Al final se instala en mi pecho cansado —cansado—, y se repliega, por simpatía, en las espirales que lleva a cuestas. Ya duerme de nuevo, me tiene despierto. En tanto no llegue la siguiente singladura: zapatos viejos en la calle y dos corazones en el pecho.

***

*Del poemario Salvar caracoles con palabras

*Premio Estatal de Poesía “Dolores Castro 2016”, Tlaxcala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s