Espejos

Espejos

Marti Lelis

Espejo-2Cuidado con los espejos. A fuerza de enfrentarlos todos los días, un espejo te convence de que tú eres tú y te regala la imagen que, en apariencia, ven los demás. Una mañana, descubrir con horror que el espejo te vuelve zurdo o diestro y te cambia los ojos de lado. Pensar entonces cuántos años has vivido engañado. Soportar el miedo del día siguiente, la reiterada mueca sonriente que nunca será la misma para los otros. Cuidado con los espejos. Inventa otros menos siniestros o encuéntralos alegremente cada día. Pueden tomar cualquier forma, animal o cosa. Me gusta cuando los encuentro en un libro. Los otros sí que sirven para peinarse.

***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s