Reflexiones para compartir con los que empiezan en la literatura

ESCRITOS DE LAS CINCO DE LA MAÑANA #143

Reflexiones para compartir con los que empiezan en la literatura

Marti Lelis

¡Cincuenta años de edad! ¡Veintisiete de escritura! Atrás quedaron las ansias juveniles por ver tu nombre impreso en papel, la fama, que te entrevistaran, que salieras en los periódicos… ¿y luego qué? ¿Vivir de lo que escribes? Atrás quedan esos tiempos. Una mañana despertar a las cinco a escribir y darte cuenta de que ahora la literatura es una forma de vivir, de enfrentar lo cotidiano, una dulce dialéctica entre ficción y realidad; darte cuenta de que la literatura es todo, menos una mercancía, o de que eso no es lo importante (porque sí, te gustan los objetos llamados libro y vivimos en un medio Occidental y Capitalista), sino vivir una vida literaria, la “realidad” pero con tu mirada, con lo que tengas que decir al respecto y compartir.

En los años noventa del siglo pasado, cuando comencé a escribir, las cosas eran un poco más complicadas para quien quisiera “hacer carrera” dentro de la literatura: no había internet como lo conocemos ahora, todas las posibilidades que hoy tienen los jóvenes escritores para dar a conocer su obra. En la red abundan las convocatorias, las revistas digitales, los talleres literarios. Puedes escribir en cualquier rincón del mundo y, en unos minutos, te leen en muchos países, te comparten y saben que existes.

Jóvenes que escriben: manden sus textos a todos lados, publiquen, compartan su mirada del mundo; eso es lo que vale, y el trabajo diario con la escritura, la lectura, el diccionario, la reflexión. Todos los días preguntarse: ¿por qué escribo? Responder con sinceridad. El camino es uno, todo lo demás no importa; el camino es que la literatura sea tu forma de estar en el mundo. Sólo así se puede llegar o intentar llegar a estar bien en el mundo, en todos los mundos que llevamos a cuestas los que nos dedicamos a la creación literaria. Si en el camino se da el accidente de que te publiquen, de que ganes un concurso, de que más gente te lea: ¡perfecto!, pero eso ya es un extra y en ningún momento debe ser tu principal motivación.

¿Ya escribiste hoy?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s