Pececillos en el agua, de utopías y floreros

ESCRITOS DE LAS CINCO DE LA MAÑANA # 153

Pececillos en el agua, de utopías y floreros

Marti Lelis

Tlaxcallán. Últimos de abril de 2166.

Bitácora de Beto Sánchez

Transmisión entrante a su sistema. Transcripción:

«Ustedes son pececillos moviéndose en el agua. Hacen sus cosas y se olvidan de que están en el agua. Ustedes son criaturas de la mar de aire. Hacen sus cosas y se olvidan de que respiran aire. Usted se mueve en el capitalismo salvaje y se olvida de que la mar de mercancías no es lo malo, sino el poder del dinero y lo que éste impulsa a realizar a los que se rinden a sus poderes. Además que los funestos también tienen las armas. Y todo gira en torno a los objetos y las sustancias prohibidas. Ustedes son criaturas extrañas en el Gran Teatro del Mundo (por mera curiosidad lean con cuidado esa obra de Calderón de la Barca). Ustedes lo que necesitaban era un mundo donde cupieran muchos mundos, con lo mejor de cada uno de ellos. Lo mejor de cada civilización conviviendo. Lo bueno que en su tiempo ya se estaba haciendo.

»No le llame utopía, utopía le llaman los funestos porque ellos se apropiaron de la palabra. Retome la palabra utopía y cámbiela por otra o cámbiele el significado. Verá usted: “utopía” quiere decir que no hay lugar, sin lugar. Pero usted es ese territorio que la palabra le niega. Tome la utopía y vuélvala “florero”, llénela de flores; mejor aún: que la utopía sea una maceta y siembre flores; mejor aún: plántela en tierra. Usted es la tierra y el territorio. No crea que esto no funciona; en un punto de su historia, como le decía, ya se estaba haciendo, en Tlaxcallán.

»¡Recuerda que en el siglo XX tuvieron la imagen del planeta flotando en el espacio?¿Recuerda que en el siglo XXI había en los océanos una isla de plástico flotando a la deriva? ¿Recuerda que mandaron al espacio un auto de lujo? ¿Recuerda las advertencias de Sofía? ¿Recuerda que aparecieron los desafiantes de la muerte y la gente no los siguió? Mírese pececillo desde fuera. La revolución comienza dentro de uno mismo.

Fin de la transmisión. Encriptada. Sólo usted la está leyendo».

[Fragmento de novela]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s