Arquicortex: el arte y el horror

Escritos de las cinco de la mañana #155

Marti Lelis

Bitácora de Beto Sánchez

Tlaxcallán, mayo 5 del 2166

Mensaje del sistema:

Sobrevuelo por la ciudad. Modo automático.

Vida útil de sus alas: 90%, funcionamiento normal.

Transmisión entrante, información encriptada, sólo usted la puede leer y oír.

Reproducción:

 

Usted está muriendo. En el siglo que le tocó vivir, la gente aún muere; al menos ya no se matan entre sí; al menos ya no los desaparecen, descuartizan o disuelven en ácido como en el siglo XXI hacían en su país. ¿Se acuerda del pobre espectáculo que daban con su dependencia de los hidrocarburos y las sustancias prohibidas? Daría risa de no ser por lo mucho que se mataron por aquello de las gasolinas y las drogas. Aún tenían el problema del arquicortex, del sistema límbico. Lo más sublime y lo más terrible de ustedes nacía de ahí: la condición humana y la condición animal contenidas en el mismo lugar, en su cerebro, el órgano maravilloso de crear mundos que los inspiraba al arte o al asesinato.

Le llamaron cultura a esos comportamientos que desarrollaron por el hecho de vivir en sociedad. Curioso: hacían ficción con la ficción de las palabras, inventaban cosas imaginarias y las nombraban, como el presente, el pasado y el futuro; luego le llamaban “tiempo” y se ponían a interrogarse al respecto y se respondían con más palabras; con más ficción se hacían preguntas y buscaban las respuestas, sin darse cuenta de que ya también habían inventado la respuesta, en este caso la respuesta era “instante”. Presente, pasado y futuro eran sus palabras, sus forma de explicar, oscureciéndolo, su devenir, el relato de la vida que la muerte los incitaba a escribir en la mente o en las pantallas, en el papel, en casos peculiares como el de usted.

Se supone que no debo darle muchos datos, ustedes los deben ir enfrentando. Ya le di una clave, una palabra: “instante”. Fue un desliz de mi parte. ¿Qué va a hacer ahora con la palabra “instante”? ¿Cambiará el mundo? Le estoy escribiendo este mensaje, es la prueba de que no lo cambió, el mundo de todos. Espero que cambie los mundos que usted inventa.

 Veo que se hizo el hábito de escribir y de levantarse a hacerlo todos los días a las cinco de la mañana; veo que antes de usted lo hizo alguien más, en el pasado. ¿Se ha preguntado por qué despierta antes de que suene la alarma del reloj? ¿Cree usted en la magia? En su siglo le llamaron tecnología, pero antes era magia y era más poderosa, no dependía de artificios materiales sino que provenía, y proviene, de la naturaleza. “Magia”, fíjese, ya le señalé otra de las palabras clave que ustedes inventaron. Creo que le estoy dando demasiadas pistas.

En otro mensaje le hablé del Ouroboros, ¿o no fui yo? No, la intención no es enredarlo más con las palabras, pero como veo que usted se lleva bien con ellas me comunico así. He visto que continuamente se hace la pregunta ¿quién es “yo”? Pues bien, no deje de preguntárselo. Sólo le digo eso. Pregúnteselo siempre, va bien. Además de que, un siglo antes del que usted vive, ya una persona había dado con una respuesta importante, pero no se consideró importante o se consideró “literatura”. Lo que dijo fue que la realidad es una ilusión. Ahí lo tiene, ya lo repetí. Usted ha escrito sobre eso, de manera que va bien. Siga, así, ya le dije, yo leo lo que usted escribe. Tiene alas y no las ve, aún utiliza las artificiales que se fabrican en China, no se lo reprocho, usted está en un proceso, yo sólo lo puedo observar. Siga buscando al viejo de los libros, escriba sobre él.

Fin de la transmisión.

***

[Fragmento de novela]

Iris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s