Decálogo falso de la Minificción

Decálogo falso de la Minificción

Marti Lelis

1) La minificción siempre deberá ser otra cosa, ocupar más espacio que la inane longitud de las palabras y decir más que la anécdota correctamente contada.

2) Evitar, siempre que sea posible, la minificción-receta, la simple frase ingeniosa.

3) No aspirar a escribir la minificción perfecta, mejor rascarle con un palito —pala o retroexcavadora— en las imperfecciones: ahondar en ellas hasta descubrir el tesoro escondido, petróleo, esqueletos o un montón de barro, pero que la búsqueda sea gozosa.

4) Llevar a la minificción todos los recursos del lenguaje, tener el valor de equivocarse.

5) Escribir minificciones en clave poética, dejarlas mecerse niñas al borde del poema.

6) No escribir decálogos.

Valga lo anterior como falso decálogo deliberadamente incompleto, o mejor: como apuntes para una poética futura.

***

Marti Lelis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s