Más sobre los perseguidores

Fragmento CXC

Más sobre los perseguidores

Marti Lelis

He oído que hay quienes aspiran a escribir un libro ilegible. Quizás quieren decir “un libro sobre la ilegibilidad”. Quizás se refieren a textos sin línea argumental. Es decir, sin historia aparente, sin relato o con el relato reducido al mínimo. Textos digresivos pero que quieren decir algo. No parece que sólo quieran escribirlo por ir en contra de la corriente narrativa o por la simpleza de contrariar las tendencias del mercado editorial. Los llamo perseguidores y me incluyo entre ellas y ellos. Perseguidores en las letras como el Johnny Carter de Cortázar en la música.

          Ser perseguidor no es una pose y no hay recetas para volverse uno; simplemente un día, después de muchos años escribiendo, te das cuenta de que persigues algo más allá de las palabras. Pasaste de saber utilizarlas para comunicarte, a usarlas para el arte, para la literatura. Pero no estás conforme, y entonces das el salto hacia el otro lado; saltas la valla que marca el camino y entras en terreno poco explorado, sin importar si alguien te sigue. Entras a la selva virgen, al bosque oscuro, al pantanal, a la Sierra Madre del lenguaje. De vez en vez regresas a la carretera y dejas una pista, un testimonio legible de los terrenos que pisas; también dejas algo ilegible, por si otro perseguidor topa con él y le ayuda a no sentirse solo. Un mensaje que no dice nada, pero dice de otro modo.

***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s