Levedad (ca. 2168)

Fragmento CXCVIII

Levedad (ca. 2168)

Marti Lelis

Las estadísticas médicas de aquellos tiempos (finales del XXI) revelan un incremento gradual y constante de los casos de osteoporosis entre la población urbana. En cambio, las comunidades rurales y las apartadas de la civilización, se mantuvieron estables, como se comprobó en las tribus amazónicas, australianas y, por supuesto (aunque aquí sólo por la evidencia de videos captados con drones), entre los pobladores de la isla Sentinel del Norte (sentineleses, centinelas o sentinelas), quienes habían logrado sobrevivir apartados del mundo desde hacía más de 50 mil años, y resuelto, de manera misteriosa, el problema de la endogamia.

          De tal manera que, mientras los urbanos perdieron peso para facilitar el vuelo y sus cuerpos redistribuyeron el material óseo para construir la delicada estructura de las alas, los humanos “primitivos” desde un principio supieron volar y no precisaron cambios anatómicos. Para los urbanos, los civilizados, ¿qué fue?, ¿evolución?, ¿necesidad? Fue un querer, un deseo intenso, una forma nueva de sobrevivir entre sus depredadores humanos y las IA más evolucionadas. El mundo se trata de eso, de seguir viviendo. ¿Qué mejor manera de escapar al depredador que levantar el vuelo?

          Ítalo Calvino, el escritor del XX, quizás no sospechó este resultado biológico de la “levedad” que él deseaba para la literatura del siglo XXI. En el XXII, somos pocos los que nos seguimos asombrando

***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s