De qué están hechos los muertos

Fragmento XLV

De qué están hechos los muertos

Marti Lelis

Se me llenan los ojos de sangre con el cel y recuerdo que siempre le digo a los muchachos: “Ya dejen de comprar drogas”, y se ríen. Es que no tienen hijos. Les parece gracioso. No relacionan su “travesura” de “comprar tantito” con que empezaron a aparecer en su ciudad los muertos, ya casi uno diario, torturados. Y es que, a ver, ¿de dónde salen también las armas? Porque si no hubiera armas… Pero en serio, dejen de comprar para que se vayan los funestos. Odio ser de los funestos, pero mira, yo no fumo ni me inyecto. Lo que quiero es el dinero, tengo hijos. A mí me dicen “vendes esto y cobras”. Y se vende. Y aparecen más vendedores, hay mercado, hay competencia. Esto es así, es el negocio. O matas a diez o te matamos a tus hijos, te dicen, y pues qué se le hace. Da lástima ver cómo, en donde no compraban, comienzan y entonces llegamos. Si siguen comprando, nos establecemos. Ya dejen de comprar, muchachos, si no por salud, por miedo. Yo ya me cansé del miedo, pero el dinero cuesta, los boletos para Europa cuestan. Voy a mandar a mis hijos. Nos vigilan. Con que los dejen ir…, yo no importo, ni me importa dispararte, muchacho, siempre hay más que compran, ya no le temen a los muertos.

***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s