Historias de una minificción 2

Fragmento CCXV

Historias de una minificción

Marti Lelis

2

En el columpio

La minificción pequeñita ya estaba en edad de subirse a las palabras. Fue al parque, se trepó al columpio, y dale a mecerse con sus zapatitos rojos de charol. Aforismos, epigramas, proverbios y refranes la miraban columpiarse y se sentían sus abuelos. ¡Dale, hijita, con cuidado! ¡No te vayas a caer! ¡Agárrate bien!

       Y a la minificción pequeñita le volaba el vestidito blanco y se le iba arrugando el entrecejo por tanto consejo, sentencia y prevención. Se impulsaba más y entonces reía por la mirada de espanto que ponían los abuelos al verla casi volar. Ella pensaba, cabello luminosa bajo el sol: es lindo tener abuelitos, pero esto es la felicidad.

***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s