Historias de una minificción 6 / Tolstoiana

Fragmento CCXXVII

Historias de una minificción

6

Tolstoiana

Marti Lelis

Estaba en la biblioteca de casa, muy pensativa, la minificción pequeñita.

—¿Qué te pasa? —le pregunté. Dejó a un lado el libro que tenía en las piernas y, jugueteando con las correas de sus zapatitos rojos, me dijo:

—“Todas las minificciones felices se parecen unas a otras, las minificciones desdichadas lo son a su manera”.

—Anda, vamos al Café de la esquina por un chocolate caliente—le dije. La pequeña estaba creciendo. De regreso, la nevada había cesado; esculpimos un gran muñeco de nieve en el jardín antes de volver a la biblioteca.

Ahora ponemos más leña en la chimenea. Sentados en la alfombra, asamos bombones en el silencio que nos regala el crepitar del fuego. ¿Es tiempo de ser parecidos o éstas son nuestras maneras?

 ***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s