Mimo de la olvidada

Fragmento CCLXXII

Mimo de la olvidada

Marti Lelis

Cada noche, ella desteje la trama del penitente. Sísifo ve caer la roca y baja la cuesta mirando las estrellas. Al pie del tálamo, el cabo hirsuto remeda las entrañas votivas para la sibila. Sísifo busca su piedra, no entiende de líos. La tejedora duerme el sueño de las peripecias que habrá de tejer al alba. Una esclava acomedida toma la punta del cabo y va formando el ovillo; quisiera ser Ariadna, pero sólo prepara la escena para un día más a la espera del amo. Sísifo sube la piedra. Penélope teje la trama. La esclava se hace acompañar del perro, colecta agua del aljibe; en el mercado desprecia anguilas flacas, se decide por un congrio. Ya  en la cocina, recuerda el viento en su cabello, se detiene un instante empuñando el cuchillo: mañana elegirá lenguado, tal vez sardinas. Da un tajo en el abdomen plateado, saltan las vísceras, brillantes como un augurio.

***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Esclava griega, mármol, por Hiram Powers (1805-1873)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s