De médicos, amor y magia / Marti Lelis

Fragmento CXXV

De médicos, amor y magia

Los ángeles siempre están con los médicos, los que dicen su nombre a los pacientes y les sonríen, por si acaso es lo último que vean; no importa si los muerden o si abuelas puritanas protestan por el supositorio recetado para el nieto.

     No importa si la Ciencia de la Medicina es para ellos fantasma triste o sabio, ni si leyeron Palinuro, ni si soñaron a Atenea ofreciéndole a Esculapio las dos redomas de sangre: siempre están los médicos y los ángeles, rudos o tiernos, disputando palmo a palmo con la Muerte; le arrebatan hálitos y latidos, que son la sonrisa de los niños presentes o lejanos.

     Pero mejor si leyeron Palinuro y te cuidan; mejor si conjuran catástrofes y hacen lo imposible, y no se rinden, y se ampollan las manos; y, aunque a veces los miren con ojos de daga, aunque a veces con ternura, no cambian: andan de noche y de día con sonrisas, para envidia buena, admiración y orgullo de quienes los aman, haciendo magia en bata porque así son ellos y ellas, pareciera que no se cansan.

***

Con admiración, amor y orgullo, para Irlanda

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s