Teoría del caos 2 / Marti Lelis

2

Su trunca vida fue tópica como un río. El interés por las ambientaciones exóticas, los escenarios y personajes de otros países que no fueran el suyo, venía a darle puntos extra entre el puñado de lectores que había logrado obtener a lo largo de una veintena de años escribiendo con intenciones literarias para compartir, con quien tuviera tiempo de leer sus ficciones, los mundos donde se movía sin pudor desde que era un muchacho inexperto que sólo había escrito un ramillete de poemas adolescentes para una niña de trenzas y espejuelos en la que puso su mirada ansiosa y sus ensueños de caricias y besos jamás consumados (por la indiferencia de la ingrata) a pesar de la cosecha de todo un libro de poemas de entre los cuales, poco antes de que se le acabara el mundo, él había rescatado uno que otro verso bien logrado, ya fuera por la sintaxis enloquecida o por la belleza inusitada de las imágenes espigadas de una pubertad sin violencia en la que creció, como al descuido, su más grande amor (que no fue una niña sino el amor por las palabras: su pasión y su desgracia) hasta el día que el hado fijó en la oscuridad la edad que tendría para siempre, y las edades de sus manuscritos rescatados inéditos de la biblioteca insólita de su casa abandonada.

***

Marti Lelis / Teoría del caos

Photo by Ju00c9SHOOTS on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s