Teoría del caos 8 / Marti Lelis

8

Antes de su muerte inusitada, las formas breves de escritura fueron su laboratorio estético para ensayar figuras, formas, combinaciones casi musicales de párrafos y palabras; secuencias que, insertadas en un plan de decenas o cientos de páginas, debían adquirir una naturaleza diferente, una red intercomunicada por conexiones bien definidas y también sutiles, unas aparentes y otras soterradas, en las que el ejercicio del lenguaje fuera goce tras el encadenamiento de imágenes o episodios aparentemente sueltos, pero capaces de crear la ilusión de una historia enigmática que siempre partiría de una imagen, como una fotografía que echara a caminar o a correr detrás de un álbum fotográfico arrebatado por un tornado del cual se hubiesen dispersado más fotos, miles, miles de ellas, que estuvieran danzando como hojarasca en un remolino, entre polvo, escombros, casas y personas elevadas por la tormenta hacia un cielo caótico desde el cual caerían de vuelta a tierra y formarían una figura lista para ser traducida al lenguaje de las palabras por quien tuviera los ojos, y la paciencia, para ver lo nunca visto antes de que la nueva tormenta dispersara sin remedio el efímero mensaje, si es que lo había, oculto en el oráculo fortuito de las imágenes.

* * *

Marti Lelis / Teoría del caos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s