Sobre la muerte y el nepente necesario / Marti Lelis

Fragmento CVI

Sobre la muerte y el nepente necesario

Siempre que pensamos nuestra muerte la imaginación lo hace desde afuera, vemos nuestro cuerpo tendido. Inclusive en sueños podemos tener esta visión. Pero, ¿cómo pensar nuestra muerte desde adentro? ¿Acaso será una especie de apagón, un quedarse dormido? La muerte sería la ausencia de pensamientos y, ¿cómo se va a pensar la propia muerte si no hay pensamientos? La muerte es lo impensable, nos recuerda Zygmunt Bauman, la verdad absoluta y el absurdo absoluto.

    Caracteriza al ser humano ser consciente de su mortalidad. Los dioses, dice la mitología griega, nos concedieron la gracia del olvido. ¿Qué es este mecanismo por el cual olvidamos pensar todo el tiempo en nuestra muerte para que no nos abrume? El caso es que funciona. Pero hoy, que son tiempos de peste, pensamos más en la muerte. Nos lo recuerda el alud de imágenes de la mortandad en el mundo, China, Italia, los cadáveres en cápsulas de plástico, aislados, sepultados de prisa, casi en solitario. Podríamos ser nosotros, pensamos. El mito griego dice que se consumía una planta, el nepente, para olvidar, y tal era el don de los dioses. ¿Qué nepente nos hace falta hoy que se ha roto el equilibrio del mecanismo para no pensar la muerte? ¿Nos servirá reflexionar mucho sobre ella hasta que, como sucede con los olores que, de tanto olerlos, dejamos de percibirlos?

***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Texto escrito en marzo de 2020, cuando en Latinoamérica comenzamos la cuarentena, pero ya se veían en los medios los estragos del virus en Asia y Europa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s