Teoría del caos 11 / Marti Lelis

11

—Y, dígame, ¿usted qué sabe del estilo?

     —Oh, el estilo, por supuesto. Buscar debajo de las piedras las llaves del estilo para abrir no se sabe qué puertas de mayo con sus desatadas lluvias. Todo viene a parar en el lenguaje tamizado por el individuo, la silueta vaga de un hombre con sombrero o la figura Modigliani de una mujer con violonchelo que diera vueltas en la plaza como reprimiendo un grito. Ave de los augurios, sibila de las deidades ocultas; estilo es huellas digitales y manchas al azar de caracolas, dicho por él, por ella, de espaldas a las multitudes del desasosiego. Estilo es el recorte, la selección, clavetear el marco sobre los muros; es los ojos del vidente ciego que ponen luz en las tinieblas como en una sala de teatro, en la tarima de una danza o en el maestro de ceremonias.

     —¡Contratada! Usted será la Madame de los Espejos; al mirarla nos miraremos en su tejido de palabras.

     —¿Deberé tratar del hombre de la muerte absurda, sin lamentos, sin heroísmo, sólo los hechos para ver quién y de qué los llenan como si fueran redomas de vidrio burdo?

     —Tal cual, usted como camera lucida. Llegó la hora. No hay más tiempo. ¿Firmamos? Hay diez capítulos antes de éste, si pudiera darles un vistazo.

* * *

Marti Lelis / Teoría del caos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s