Salvar caracoles con palabras

  Marti Lelis Por eso las palabras eran instrumento y estorbo, gozo y desgracia. Porque no alcanzaban, aunque todas estuvieran metidas en el diccionario. Nunca bastaban. Nombrar resultaba fácil, aunque infinito; no digamos ya combinarlas para recuperar, transmutada en fantasía, la visión matutina de un caracol rezagado en las baldosas (tras una noche de lluvia … Sigue leyendo Salvar caracoles con palabras