Historias de una minificción 5 / De la minificción y la poesía

Fragmento CCXXV

Historias de una minificción

5

De la minificción y la poesía

Marti Lelis

Estaba la minificción pequeñita, zapatitos rojos en el jardín, pensando en la poesía.

       No entendía mucho de poemas, de contar sílabas, de sinalefas y de hemistiquios.

       En cambio, ya no hablaba con pájaros agoreros y veía bañarse colibríes en la fuente.

       Emperatriz de su reino de árboles y grama, la pequeña pasaba de mirar hormigas a mirar nubes en el cielo.

       Sólo a ratos pensaba en ella misma y le daba por mirar su reflejo en el estanque.

       Una carpa roja y blanca, al asomar su boca en la superficie, rompía en círculos concéntricos la perfección de su reflejo.

       “Soy un pez en la mar del aire”, pensaba la minificción pequeñita, y arrojaba migas a las carpas.

       Volvía a mirar el cielo, por si acaso aparecían entre las nubes unos dedos regordetes repartiendo versos para un poema.

***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s