Recipientes de almas

Fragmento XCI

Recipientes de almas

Marti Lelis

Se le ve de madrugada cumpliendo sus rituales cuando la mayoría de los ciudadanos duerme. También él busca el silencio. Necesita una buena taza de café antes de comenzar la escritura. Enciende la computadora, baja a prepararse el café y ya está listo de regreso. Antes,  mira sus manos y, como es diestro, observa más su mano derecha. Piensa que sería un buen personaje si no la llevara pegada al cuerpo, de manera que la desconecta y la deja a un lado del teclado. Está quieta como una araña sobre su tela esperando su alimento. Ahora le ha quitado la piel sintética y observa el metal y plástico que la conforman.

—Los humanos fueron ingeniosos —piensa—. Han creado un recipiente nuevo para el alma, aunque aún no sepan crearla. Somos almas viejas que, de vez en vez, olvidamos todo y empezamos de nuevo, desde la infancia, a seleccionar recuerdos.

       Hoy también es su aniversario. Vuelve a conectar la mano al resto del cuerpo, y escribe con el alma.

***

Marti Lelis / Libro de los fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s